.

.

Incursiones europeas (V): hasta luego Europa

Lotomba cabecea el 2-0 para YB
La de ayer fue una tarde-noche muy dura para clubes habituados no hace tanto a llegar muy lejos en las competiciones europeas. El ejemplo más evidente es el el Ajax (subcampeón de la Europa League el pasado mes de mayo),el cual al igual que otros clásicos como Brujas, Dynamo Kiev, Partizán, Legia de Varsovia o Rosenborg se despiden de Europa como mínimo hasta el próximo verano. 

Y es que la tercera ronda previa de Champions League, en la que ya entran en juego clubes de cierto nivel e incluso algunos titanes de otro tiempo, tiene doble recompensa o gran frustración: el que no se despistase tendría otra eliminatoria para acceder a la fase de grupos del torneo de clubes más prestigioso, con la tranquilidad de tener asegurada al menos la presencia en la Europa League en caso de no superar esa criba. 

Pero estábamos con los caídos, por lo que comenzaremos homenajeando a dos inexpertos que rozaron la gesta. El Viitorul cayó en la prórroga ante el APOEL por un contundente 4-0. Al haber ganado la ida por un único gol, el tanto de Carlao bastó a los chipriotas para forzar el tiempo extra. Luego hicieron valer su mayor experiencia para perforar otras tres veces las redes del cuadro rumano, despertando a los chicos de Hagi de su sueño. 

Otro que cayó dolorosamente fue el Vardar, que pese a empezar perdiendo el partido en el minuto 2', hubo un momento en que tuvo todo de cara para dar otro bombazo. Nikolov empató el duelo a los 19', si bien un tanto en propia puerta volvió a adelantar al Copenhague. Pese a ello el 2-2 en la eliminatoria mantenía la ventaja macedonia, la cual se fue afianzando según transcurría el segundo tiempo, más aún con la roja del local Gregus que complicaba mucho a la escuadra danesa. Sin embargo, la calidad del Copenhague acabó imponiéndose gracias a los tantos de Santander y un penalti transformado por Soteriu. Nunca un equipo macedonio ha accedido a la última previa de Champions, así que tocará esperar al menos un año más.

Tampoco el FH Hafnarfjördur pudo con el Maribor, ante el que compitió durante ambos partidos para acabar superados las dos veces por la mínima, la última anoche ya en el descuento. El que sí cumplió con la tradición de dejar al Red Bull Salzburg en la cuneta fue el Rijeka, que hizo bueno el empate con goles logrado en la ida para con un peligroso 0-0 avanzar a la siguiente ronda.

En cuanto a los clásicos caídos, ahí va la crónica de sucesos: el Rosenborg cedió en casa 0-1 ante el Celtic (gol de Forrest); Olympiakos cumplió con los pronósticos pese a ceder un 2-2 ante Partizán en El Pireo; el Legia de Varsovia ganó 1-0 al Astana, pero fueron los kazajos los que festejaron su continuidad en el torneo tras el 3-1 de la ida; una de las mayores sorpresas la protagonizó el Young Boys, que venvió 2-0 al Dynamo Kiev en Berna, dejando a los ucranianos con un canto en los dientes; aunque el gran batacazo se lo dio el Ajax, cuyo 2-2 en casa ante un gran Niza no les valió de nada ya que fueron los franceses los que pasaron gracias al valor doble de los goles a domicilio.



Destacar también al CSKA Moscú, que nunca dio opciones al AEK Atenas (global 3-0). O al Steaua de Bucarest, que pese a las dudas que dejó en el primer duelo fue capaz de arrollar al Viktoria Plzen por 1-4 en tierras checas. Por su parte el Hapoel Be'er Sheva tuvo que sufrir para apear al Ludogorets ya que los búlgaros remontaron los dos goles del primer duelo, aunque un tanto salvador de Ghadir permitió a la expedición israelí regresar exultante a su hogar. Otro que tampoco lo pasó bien fue el Slavia Praga, que cayó 2-1 ante el BATE Borisov, suficiente para clasificarse in extremis.

Finalmente no podemos despedirnos sin mencionar al peculiar Istanbul Basaksehir, que con los tantos de Adebayor y Edin Visca derrotó 2-0 al Brujas (global 5-3) para mantener viva la ilusión de disputar por primera vez en su historia la fase de grupos de la Champions League.

No hay comentarios: