miércoles, 14 de noviembre de 2012

Probablemente el mejor club de Argentina

Una institución ejemplar
No entra dentro del club de los denominados 5 grandes, si bien pese a su tradición, peso e hinchada, varios de ellos han pasado los últimos años por momentos tan pésimos (con descensos y promociones incluidos en algunos casos) que dan ganas de revisar aquel término clásico. Quizá no entraría en tan selecto club, pero los galardones del terrible Estudiantes de los años 60 y 70 merecen una consideración especial, al igual que esa versión más reciente que casi le arrebata el cetro mundial al Barcelona en 2009.

Sin embargo hay un club al que no se suele considerar como merece al hablar de términos de grandeza. Esa institución es Vélez Sarsfield, del barrio boraenense de Liniers. Vélez, que hasta hace 20 años era otro club más de barrio sin demasiadas aspiraciones y con escaso palmarés, vio como la llegada desde Francia de Carlos Bianchi, de exitosa carrera en El Fortín como jugador, les permitía hacerse con el Clausura de 1993. Al año siguiente, Libertadores e Intercontinental, ésta última ante el gran Milan de Capello. Bianchi solo permaneció hasta 1996, cuando se marchó a la Roma, aunque antes le dio tiempo de llevarse otros dos campeonatos nacionales además de la Copa Interamericana.

Aquellos fueron los mejores años en la historia de Vélez Sarsfield, si bien sobre aquellos éxitos se conformó una base conceptual que rige al club desde entonces con seriedad e ilusión, trabajando día a día las inferiores, peinando el mercado local y regional, y finalmente haciendo la dirigencia las cosas con la calma e inteligencia que tantísimos otros clubes carecen. En este sentido, como hincha declarado de Racing Club mi envidia es máxima.

La excelente gestión desde entonces ha permitido a Vélez asentarse como la tercera potencia del país en cuanto a títulos desde la implantación del formato de torneos cortos. River (12) y Boca (9) son los que más ganaron, si bien Vélez sumó 7 entorchados, mucho más y mejor que San Lorenzo (3), Independiente (2), Newell's (2), Estudiantes (2) o Racing Club (1), por nombrar las entidades más fuertes de entre el resto de campeones en este periodo.

No queda ahí la cosa. Instalados en la élite desde hace años, los de Liniers lideran el Torneo Inicial con cuatro puntos de ventaja sobre Newell's -y un partido más- tras vencer anoche en la cancha de Quilmes (0-1). Precisamente su último traspiés se produjo en Rosario cuando visitaron a La Lepra, ya que desde entonces encadenan cinco victorias que consolidan un liderato dificilmente discutible. Su última gran prueba en las 5 fechas restantes será recibir a Boca la próxima jornada. 

En base a la reciente reforma del campeonato argentino, si Vélez obtiene el Inicial habrá logrado un billete para la 'fase definitiva' del torneo argentina, a disputar el próximo mes de junio de 2013 una vez concluya el Torneo Final. Un par de datos más: son el equipo que más puntos ha sumado en la tabla anual para la próxima Copa Libertadores además de poseer el mejor promedio -con bastante diferencia- de las tres últimas temporadas. Sin tener la masa social de los más grandes ni el 'apoyo' de otros clubes en la AFA, lo de Vélez Sarsfield es para quitarse el sombrero. Y en mi humilde opinión, probablemente hablemos a día de hoy del club mejor gestionado de Argentina, algo que no solo se nota sobre el césped, sino también en el resto de estratos de la entidad de Liniers.

1 comentario:

Onopko dijo...

Coincido con todo lo dicho en la reseña, Vélez siempre da esa sensación de ser un equipo bien formado que si bien no cuenta con grandes nombres si que posee un buen conjunto que como equipo se desempeña de maravillas, y una gestión deportiva seria que con poco hace mucho.