.

.

Copa Libertadores: matagigantes Barcelona

La fiesta no fue precisamente verde.
Se las prometía felices Palmeiras para esta edición de la Copa Libertadores. Campeones tras varios años de altibajos, parecía que su proyecto de reinar en Sudamérica era más que sólido. Ya nadie pensaba en el estelar Gabriel Jesús, mas bien la torcida del Verdao se ilusionaba con incorporaciones como los campeones Alejandro Guerra y Miguel Borja, o pudiendo mantener a jugadores codiciados como Yerry Mina. Tras superar bien la primera fase les esperaba un rival teóricamente asequible...

Claro que el Barcelona Sporting Club está siendo un contrincante de todo menos sencillo. También campeones tras varios años soportando los festejos de Emelec, los ecuatorianos llevan una Libertadores impecable. Ya en la primera fase superaron sin complejos a Botafogo, Estudiantes de La Plata y al vigente campeón Atlético Nacional. Así pues cuando Palmeiras visitó Guayaquil tenían de todo menos miedo. Victoria 1-0, quizá corta aunque suficiente dadas las garantías de Los Canarios.

Anoche en el Allianz Parque de Sao Paulo el conjunto ecuatoriano volvió a demostrar su jerarquía. Sin amilanarse, fieles a su plan, Barcelona jugó de tú a tú ante un Palmeiras sorprendido. Así, si durante el primer tiempo no ocurrieron demasiadas cosas (más allá de la lesión de Yerry Mina), ya en el segundo los acontecimientos se sucedieron en pocos minutos. 

Primero, Palmeiras igualó la eliminatoria cuando Moisés definió una contra de los suyos apenas transcurridos 5' tras el descanso. Ya a la hora de partido la posición antirreglamentaria de Deyverson impidió a los brasileños festejar el segundo tanto. No solo eso, en segundos pasaron de la efímera e irreal alegría al miedo cuando un veloz contragolpe acabó con un disparo al poste de Alvez. Practicamente dos minutos después los locales contestaron estrellando el balón contra el larguero.

Ahí se acabó Palmeiras. Al Barcelona nunca le pudo la presión, aguantando sin demasiadas preocupaciones hasta la conclusión del encuentro que conllevó la tanda de penaltis. El resto es historia que podéis ver en el compacto que sigue:


Por otro lado Grêmio confirmó su favoritismo superando a Godoy Cruz (global 3-1) mientras Jorge Wilstermann dio otra gran  sorpresa al eliminar a Atlético Mineiro tras empatar sin goles en Brasil, haciendo buena la victoria por la mínima de la ida. Ya esta noche Botafogo-Nacional (en la ida venció 0-1 el Fogao) y Santos-At.Paranaense (2-3 ganó el Peixe el primer duelo) cerrarán los octavos de final.

Entrevistas Café Fútbol: 'Pancho' Jauregui y el fútbol africano.

Recientemente contactamos con Francisco 'Pancho' Jauregui (@sportingafrica), cuya web con el mismo nombre que su nick de Twitter ejerce de referencia para aquellos seguidores latinos del fútbol del continente africano. Nos ha concedido la entrevista que sigue a continuación, la cual esperamos que disfruteis tanto como nosotros:

1)  ¿Qué te llevó a fijarte en este fútbol alejado de los grandes focos?
Recuerdo que estaba en mi época de secundario y miraba un partido del Mundial de Francia. Nigeria le ganó 3-2 a España y a partir de aquel día nació mi gusto por el fútbol africano que con los años se transformó en pasión por un continente. Más allá de lo futbolístico -Okocha, Oliseh, Babangida y demás- me llamó mucho la atención la alegría de aquellos jugadores y de los hinchas nigerianos en las tribunas. Desde ese día empecé a interesarme por jugadores africanos en el fútbol europeo ya que era lo único que desde mi país Argentina podía consumir. No se televisaban las Copas África y no conocía por aquel entonces ningún nombre de algún club africano. 

Para el Mundial siguiente, ya en mi último año de secundario tuvimos que realizar una monografía final para una materia y yo elegí hacer mi trabajo sobre el sorprendente Senegal que alcanzó los cuartos de final en Corea-Japón 2002 igualando al mítico Camerún de Italia 1990.

Por esos años también nace Sporting África, que era un equipo que me armaba en la Play Station para la Master League del PES, donde solamente podían jugar futbolistas africanos. La confección de esa plantilla tenía una dificultad aún mayor ya que tenían que estar representados la mayor cantidad de países posibles. O sea que de Costa de Marfil  no podía poner a Drogba, Yaya Touré y Eboué; elegía por lo general a Yaya y los otros les dejaban su lugar a un representante de Guinea Ecuatorial y otro de Comores, por poner un ejemplo.

El tiempo pasó y ese seguimiento siguió pero como un hobby o algo más bien informal. En 2009 mientras estudiaba Periodismo Deportivo decidí comenzar con un blog al que le puse Sporting África justamente por mi equipo en la Play. Esa decisión la tomé al notar que cuando buscaba información sobre fútbol africano la mayor parte de los sitios eran en inglés o francés. Comencé en septiembre de 2009 por lo que pronto estaré cumpliendo 8 años llevando adelante este proyecto.

2) ¿Qué es lo que más te atrae de un partido de Camerún, de Argelia o de Zambia? 3) ¿Qué es lo que más suele llamarte la atención de estas ligas/torneos en contraste con un partido de, por ejemplo, la Premier League, la Bundesliga o el Brasileirão?
Sin dejar de lado que el continente lo componen más de 50 países y que cada uno tiene sus particularidades, en líneas generales me atrae lo imprevisible del juego, las habilidades y rapidez de los extremos, lo exótico de algunos peinados, el colorido de las camisetas y las tribunas. Y después cada país tiene sus peculiaridades, en Argelia -o en otros países del norte como Egipto, Marruecos o Túnez- se pueden ver tremendos murales que forman los hinchas en las tribunas con un clima increíble y muy pasional, similar a lo que se vive en un estadio en Sudamérica. En el África Negra en cambio el espectáculo en las tribunas se lo llevan los cantos y coreografías de las hinchadas. La cuestión de la religión o la brujería es algo que también trato de observar y son muestras claras de que a  través del fútbol se puede advertir como puede ser un país en esos aspectos.
 
Todas estas cosas y el hecho de que quizás otras ligas del mundo tengan mucha mayor cobertura y difusión que el fútbol africano es lo que me lleva a tratar -desde mi humilde sitio- de darle lugar y relevancia a un fútbol que para los grandes medios sólo existe en los mundiales, cuando mueren hinchas en el estadio o cuando un delantero utiliza el poder de un amuleto para hacer un gol.

El impresionante estadio Internacional de El Cairo (Egipto)
4) ¿Qué recomendarías a alguien que quisiera iniciarse en el seguimiento de estas ligas/campeonatos?  
Paciencia porque al principio es complicado encontrar la información que uno quiere dar a conocer. Perseverancia para no caer ante el primer obstáculo o las primeras notas con pocas visitas. E inteligencia para ir descubriendo sitios propios del continente que serán la base de lo que queremos dar a conocer. En lo personal tengo una agenda de sitios que consulto semanalmente tratando de detectar noticias a las que pueda darles forma en mi sitio. También es fundamental tender lazos con gente que viva el fútbol africano in situ. En mi caso, y por una cuestión idiomática, siempre trato de estar en contacto con entrenadores o jugadores de habla hispana que estén en África.

5) ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención en los años que llevas de seguimiento?
En estos años de seguimiento del fútbol africano me han llamado la atención muchas cosas. Más allá de las noticias que en su momento han estado en boca del periodismo mundial –el atentado contra el micro de Togo en la previa de la CAN 2010, la masacre de Port Said en Egipto o el naufragio de un equipo amateur en un lago tanzano, entre otros- la vez que más me sorprendí fue cuando en un paseo por una isla en Senegal me encontré a uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol africano: el zambiano Kalusha. Y no sólo eso. El senegalés que me acompañaba no tenía ni idea de quien era. También me llaman la atención las solicitudes que recibo de gente de África por el solo hecho de seguir el fútbol de su continente o las consultas de jugadores amateurs de allí para ver si los puedo ubicar en algún club de Argentina o Sudamérica. Y últimamente, las reiteradas consultas de un ex entrenador del seleccionado femenino argentino que tiene intenciones de ir a trabajar a África.

6) ¿Te ha reportado alguna satisfacción personal o incluso profesional?
Creo que a esta altura lo personal y lo profesional van de la mano si de fútbol africano hablamos. La posibilidad de pisar suelo africano a fines de 2015 y poder vivenciar en primera persona el clasificatorio africano para Río 2016 fue un sueño cumplido. También el hecho de haber entrevistado a jugadores africanos que militan en mi país o mitos del fútbol africano como Kalusha o Aliou Cissé son cosas muy lindas. Al mismo tiempo que gracias a mi trabajo con Sporting África me consideren como fuente de consulta  medios como Clarín o Diario Olé en mi país o  colegas de otros países son cosas que me llenan desde lo profesional y desde lo personal.

Jugadores del TP Mazembe festejando un gol
7) ¿Qué equipos o ligas recomendarías y por qué? (Buena cantera, afición, etc)
Mi equipo favorito de África es el TP Mazembe de la República Democrática del Congo (ex Zaire) porque gracias a su subcampeonato en el Mundial de Clubes de 2010 recibí las primeras consultas de colegas o medios y hasta me entrevistaron de algunas radios para conocer un poco más de ese equipo que sorprendió a todos. Desde ese año trato de seguir las novedades, cosa que me resulta fácil ya que es un club modelo en África -su presidente es Moise Katumbi, gobernador de la provincia de Katanga- y trabaja muy bien las redes sociales y la información.

Liga recomendaría cualquiera del norte por el juego que proponen y por el clima que se vive en las tribunas.

8) ¿Qué jugador o equipo te sorprende que pese a su calidad no haya progresado como su categoría/talento haría intuir?
El congoleño Tresor Mabi Mputu, que hace poco pudo volver a jugar en el TP Mazembe, creo que hace algunos años podría haber emigrado a Europa para demostrar su nivel allí. También no hace mucho se retiró el que para mí fue uno de los mejores jugadores africanos de los últimos veinte años: el egipcio Mohamed Aboutrika. Considero que de haber tenido la oportunidad en Europa hubiese destacado. Pero Egipto recién se está abriendo más al mercado internacional en el último tiempo, con Salah o El Neny como principales exponentes.

9) Si pudieras hacerte con un abono de temporada de uno de estos equipos o vivir en el país/ciudad en cuestión, ¿a cuál(es) escogerías? ¿Por qué?
Elegiría seguir un año al TP Mazembe en la liga congoleña. No sólo por la cuestión futbolística sino también porque RD Congo encierra muchas otras cosas que lo hacen un país muy interesante por conocer. Fue el escenario que eligió Joseph Conrad para “El corazón de las tinieblas”, es la cuna del mítico Río Congo y del gran líder Patrice Lumumba. Aparte, la liga local tiene un contraste y una diversidad tal que me permitiría vivir el clásico en Kinshasa –en un estadio de nivel internacional- entre AS Vita y TP Mazembe en una fecha y a la siguiente presenciar un partido del Motema Pembe en el estadio del Virunga, donde el césped brilla por su ausencia y pareciese que es un partido de barrio antes que la liga principal de un país de los mejores de África, futbolísticamente hablando. 

10) Por último, si fueras secretario técnico de un club saneado con buenas posibilidades económicas y deportivas, ¿a qué 3 jugadores desconocidos para el gran público te llevarías?
Si tuviese la oportunidad de llevarme a tres jugadores africanos que no sean muy conocidos a mi equipo elegiría dos delanteros y un mediocampista. Los delanteros serían el etíope Said Saladin y el ruandés Ernest Sugira y el mediocampista Azubuike, de Nigeria. A este último tuve la oportunidad de verlo en vivo y en directo en Senegal y sin saber su nombre fue uno de los que más me gustó junto al argelino Zinedine Ferhat. Cuando de vuelta en mi país me enteré que Azubuike había sido elegido mejor jugador del torneo me dije a mi mismo: “tan mal no elegiste”. Saladín y Sugira son dos buenos delanteros que destacan en el Saint George (Etiopía) y en al AS Vita Club (RD Congo), respectivamente. Creo que estarían para cosas mayores y por eso los elegiría.

Un genio para cambiar el curso de la historia

Neymar, en su presentación con el PSG
No son pocas las ocasiones en que un equipo ha pasado al imaginario colectivo gracias al aporte de un grupo de jugadores encabezado por un futbolista magnífico, uno de esos peloteros de época que nadie olvida por más que pasen las décadas. Si hablar de Garrincha es hacerlo de Botafogo, si hablar de Maradona es hacerlo del Nápoles, si el apellido Maldini está asociado al Milan tanto como Moratti al Inter (en este último caso en el palco), hoy un brasileño se ha presentado en la capital de Francia para alterar el curso de los acontecimientos venideros.

¿Quieren un paralelismo? En las últimas horas pensé en Johan Cruyff a su llegada al Camp Nou en 1973. El por entonces mejor jugador del mundo llegó precisamente a un FC Barcelona cuya última conquista liguera databa de 1960, por lo que su paso por la Copa de Europa (de la que fue subcampeón en 1961) fue escaso, si bien obtuvo en tres ocasiones la Copa de Ferias (no oficial). Por entonces los blaugranas acumulaban un buen bagaje con 8 ligas y 17 copas. Se iba a un club importante, pero que en aquel momento no estaba en la élite nacional ni internacional. 

Por su parte Cruyff abandonaba el campeonato que había ganado las 4 últimas Copas de Europa (¿no os suena?), el que dominaba el continente y cuya selección estaba a punto de maravillar a todo el globo en Alemania'74. ¿Qué le convenció para el cambio de aires? Según relata en su recomendable autobiografía, la ciudad de Barcelona y su club más representativo como oposición al poder central capitalizado en Madrid (que no en sus clubes) por parte del dictador Francisco Franco, razón por la que eligió al FC Barcelona en vez de a un Real Madrid que también pugnó por él, si bien Santiago Bernabéu reconoció alguna vez sentirse estafado por el Ajax.

El legendario Johan Cruyff en su primer año en el Barcelona
¿Y Neymar? Bueno, los tiempos han cambiado mucho, pero existen ciertos paralelismos. No creo que el brasileño se convierta en uno de los técnicos más revolucionarios de la historia del fútbol el día que cuelgue las botas, aunque imagino que como jugador sí que ganara más en París que lo que pudo ganar el bueno de Johan en tierras españolas. Por tanto, ¿a qué equivalencias me refiero? Creo que es obvio que abandona la liga más competitiva del mundo por la que actualmente sería la 5ª de las 5 grandes europeas (como Cruyff en su momento). Esto no tiene porqué ser algo malo, ya que el francés es un campeonato precioso, cierto que menos exigente pero no por ello sencillo, donde pasa a capitanear un proyecto enfocado claramente en subir otro peldaño más para pelear frontalmente contra cualquier rival por la ansiada Orejona. Tampoco el palmarés de la entidad parisina es para tirar cohetes: 6 ligas, 11 copas y 1 Recopa como triunfos más destacados, una dimensión muy parecida a la del Barcelona a mediados de los 70, si bien con muchísimo más dinero para crecer.

El PSG ya había dado visos los últimos años de estar madurando, aunque el proceso le ha valido algunos varapalos por el camino. Quizá con un Ibrahimovic más joven (aunque al sueco nunca se le dieron del todo bien las competiciones europeas) hubieran dado antes ese paso. Parecían preparados cuando hace dos años remontaron en Stamford Bridge al Chelsea de Mourinho en desventaja tanto numérica como en el marcador. Hace unos pocos meses destrozaron al Barcelona por 4-0 en el Parque de los Príncipes, lo que pareció anunciar que estaban preparados, pero su cataclismo posterior demostró que aún les faltaba camino por recorrer.

Para convertirlos en un cuadro fiable, competitivo, llega Dani Alves, experto, ganador y aún hambriento, junto a Neymar, punta de lanza de un proyecto que girará en torno a él para que el brasileño les lleve a la cima mundial y él mismo pueda codearse cara a cara con Messi y Cristiano Ronaldo. Si el genio brasileño ha llegado para cambiar el curso de la historia lo descubriremos en los años más emocionantes que promete el París Saint Germain a todo el fútbol mundial. Toca disfrutar del reto.

Incursiones europeas (V): hasta luego Europa

Lotomba cabecea el 2-0 para YB
La de ayer fue una tarde-noche muy dura para clubes habituados no hace tanto a llegar muy lejos en las competiciones europeas. El ejemplo más evidente es el el Ajax (subcampeón de la Europa League el pasado mes de mayo),el cual al igual que otros clásicos como Brujas, Dynamo Kiev, Partizán, Legia de Varsovia o Rosenborg se despiden de Europa como mínimo hasta el próximo verano. 

Y es que la tercera ronda previa de Champions League, en la que ya entran en juego clubes de cierto nivel e incluso algunos titanes de otro tiempo, tiene doble recompensa o gran frustración: el que no se despistase tendría otra eliminatoria para acceder a la fase de grupos del torneo de clubes más prestigioso, con la tranquilidad de tener asegurada al menos la presencia en la Europa League en caso de no superar esa criba. 

Pero estábamos con los caídos, por lo que comenzaremos homenajeando a dos inexpertos que rozaron la gesta. El Viitorul cayó en la prórroga ante el APOEL por un contundente 4-0. Al haber ganado la ida por un único gol, el tanto de Carlao bastó a los chipriotas para forzar el tiempo extra. Luego hicieron valer su mayor experiencia para perforar otras tres veces las redes del cuadro rumano, despertando a los chicos de Hagi de su sueño. 

Otro que cayó dolorosamente fue el Vardar, que pese a empezar perdiendo el partido en el minuto 2', hubo un momento en que tuvo todo de cara para dar otro bombazo. Nikolov empató el duelo a los 19', si bien un tanto en propia puerta volvió a adelantar al Copenhague. Pese a ello el 2-2 en la eliminatoria mantenía la ventaja macedonia, la cual se fue afianzando según transcurría el segundo tiempo, más aún con la roja del local Gregus que complicaba mucho a la escuadra danesa. Sin embargo, la calidad del Copenhague acabó imponiéndose gracias a los tantos de Santander y un penalti transformado por Soteriu. Nunca un equipo macedonio ha accedido a la última previa de Champions, así que tocará esperar al menos un año más.

Tampoco el FH Hafnarfjördur pudo con el Maribor, ante el que compitió durante ambos partidos para acabar superados las dos veces por la mínima, la última anoche ya en el descuento. El que sí cumplió con la tradición de dejar al Red Bull Salzburg en la cuneta fue el Rijeka, que hizo bueno el empate con goles logrado en la ida para con un peligroso 0-0 avanzar a la siguiente ronda.

En cuanto a los clásicos caídos, ahí va la crónica de sucesos: el Rosenborg cedió en casa 0-1 ante el Celtic (gol de Forrest); Olympiakos cumplió con los pronósticos pese a ceder un 2-2 ante Partizán en El Pireo; el Legia de Varsovia ganó 1-0 al Astana, pero fueron los kazajos los que festejaron su continuidad en el torneo tras el 3-1 de la ida; una de las mayores sorpresas la protagonizó el Young Boys, que venvió 2-0 al Dynamo Kiev en Berna, dejando a los ucranianos con un canto en los dientes; aunque el gran batacazo se lo dio el Ajax, cuyo 2-2 en casa ante un gran Niza no les valió de nada ya que fueron los franceses los que pasaron gracias al valor doble de los goles a domicilio.



Destacar también al CSKA Moscú, que nunca dio opciones al AEK Atenas (global 3-0). O al Steaua de Bucarest, que pese a las dudas que dejó en el primer duelo fue capaz de arrollar al Viktoria Plzen por 1-4 en tierras checas. Por su parte el Hapoel Be'er Sheva tuvo que sufrir para apear al Ludogorets ya que los búlgaros remontaron los dos goles del primer duelo, aunque un tanto salvador de Ghadir permitió a la expedición israelí regresar exultante a su hogar. Otro que tampoco lo pasó bien fue el Slavia Praga, que cayó 2-1 ante el BATE Borisov, suficiente para clasificarse in extremis.

Finalmente no podemos despedirnos sin mencionar al peculiar Istanbul Basaksehir, que con los tantos de Adebayor y Edin Visca derrotó 2-0 al Brujas (global 5-3) para mantener viva la ilusión de disputar por primera vez en su historia la fase de grupos de la Champions League.

Incursiones europeas (IV): Germain da alas al OM

El héroe de la noche marsellesa
La ida de la 3ª ronda previa de clasificación a la Europa League (que da paso a la fase de grupos) ha mostrado una igualdad fascinante entre la mayoría de los equipos en liza. De los 29 encuentros disputados tan solo cinco se resolvieron por una diferencia mayor a un gol, incluso si hablamos de duelos teóricamente muy desequilibrados como el Everton-Ruzomberok (1-0), el U.Craiova-Milan (0-1) o el Girondins-Videoton (2-1). En el selecto grupo en el que hubieron más emociones traducidas en goles se encuentra el envite del Stade Vélodrome marsellés.

Al sur de Francia suelen recrearse mucho con su fútbol. El Niza vuelve orgulloso a pelear en la máxima competición europea tras más de medio siglo de ausencia. A Cannes siempre le queda el orgullo de haber cobijado a Zinedine Zidane cuando era un imberbe desconocido haciendo sus primeras diabluras. Aunque el grande de veras, quizá el mayor a nivel nacional, sea el Olympique de Marsella (con permiso del Saint Étienne). Anoche, la capital provenzal volvió a vibrar ilusionada con los suyos.

Pronto el Olympique se adelantó cuando Valère Germain comenzó su festival en el minuto 2, desviando ligeramente el centro de Thauvin. Mediado el primer tiempo, las cosas se enfriaron cuando Siani convirtió un penalti (más que extravagante) para el Oostende, igualando el encuentro. Sin embargo la afición del OM reaccionó llevando en volandas a un equipo que encajó bien el golpe. Así, Payet vio el desmarque de Germain, cuyo remate fue rechazado por un Proto que nada pudo hacer ante el posterior gol de Sanson.

Ya en el segundo tiempo Germain siguió golpeando. O mejor, goleando. Otro balón llegado desde la banda, esta vez desde la derecha, permitió al rubio delantero empalar un remate bajo que colocó el 3-1 en el marcador. Parecía que se abría la veda para una goleada, toda vez que el cuadro local presionaba arriba a un rival que no temía salir jugando. El riesgo acabaría pasando factura a uno de los dos. El premio fue para el Oostende, que hilvanó una bella y rápida jugada que acabó con una vaselina de Musona imparable para Mandanda. Con más de 20 minutos por disputarse aún podía pasar de todo.

Empero, era la noche de Germain, empeñado en agradar a su hinchada en el primer duelo oficial que disputaba ante ellos. Y vaya si lo logró. Participé en los tres goles de su equipo, su hambre le permitió lograr el definitivo 4-2 cuando aprovechó un gran pase de Payet para lograr su hattrick cruzando por abajo el esférico, culminando así una actuación de ensueño que seguramente le tenga ya entre los favoritos de la afición marsellesa.


Por último, cabe destacar que Rudi García sigue moldeando un cuadro muy divertido, en el que aún deben acabar de ensamblarse las nuevas piezas, pero que indudablemente tiene que mejorar todavía sus registros defensivos si quiere superar las cotas alcanzadas la pasada temporada. Este curso, con un Mónaco por ahora desmantelado, un PSG tan fuerte como siempre, un OL de nuevo poderoso en lo económico y un Lille pujando con la llegada de Bielsa (más algún outsider que se sumará más adelante) no puede permitirse el OM no pelear en lo más alto de la Ligue 1.

Guede "golea" para consagrar Supercopa chilena

Los jugadores de Colo Colo festejan con el trofeo
No con la soga al cuello, pero tampoco en una situación cómoda. Así llegaba Pablo Guede al partido que daba el pistoletazo oficial a la temporada futbolística en Chile, con el duelo entre los archirrivales Colo Colo (al que entrena el argentino) y Universidad Católica en el Estadio Nacional. Y eso que el técnico argentino obtuvo la Copa Chile y quedó a tan solo un punto de ser campeón nacional, lo que explica la presión que existe no solo en torno a su figura, también respecto al cuadro albo. Eso sí, la punzante derrota que les infligió La Serena hace apenas un par de semanas (4-1) había tambaleado la figura de Guede.

El duelo, muy divertido para el hincha neutral, evidenció que ambos cuadros son capaces de mucho más en el aspecto ofensivo que en el defensivo. Generando ocasiones constantes en las dos porterías, lo raro fue que tan solo un 1-1 campease al término de los primeros cuarenta y cinco minutos. Un buen testarazo de Kuscevic había adelantado a los Cruzados a la media hora de juego, si bien apenas un minuto más tarde igualaría la contienda Paredes con una tijereta.

Tras el descanso la dinámica fue la misma: poco atinados en labores de contención, los hombres de Mario Salas así como los de Pablo Guede seguían generando, dando la sensación que más que ganar el que mejor jugase, lo haría el que estuviera más acertado. Y así fue, ya que dos zarpazos seguidos en pocos minutos decantaron el choque del lado colocolino. Primero fue Vilches, quien anotó tras un buen giro en la frontal del área, colocando el esférico lejos del alcance de Toselli. Luego, un penalti por manos de Aued propició la oportunidad para que Pajarito Valdés colocase el tercer tanto para los suyos.

Aquello fue demasiado para los Cruzados, cuyos intentos desde entonces fueron infructuosos. Confiado, Colo Colo se gustó en torno a la figura del Mago Valdivia, asistente en el segundo tanto de los suyos, y generador de una bonita jugada individual de la que nació el gol que selló el partido, obra nuevamente de Paredes.



De manera brillante Colo Colo ha alzado su primer trofeo de la joven competición, nacida apenas en 2013, por lo que cumplía su quinta edición. Además, en su primera participación ha igualado en cantidad de entorchados (1) a la propia Católica, la U.de Chile, Unión Española y O'Higgins.